Consejos higiénicos. Bulldogs - Centre Veterinari de Cornellà

CONSEJOS HIGIÉNICOS

 

CEPILLADO DEL PELO
Vuestro Bulldog tiene que ser cepillado por lo menos 2 veces por semana. Utilizad una manopla o cepillo de goma. Se empieza siempre por la parte posterior avanzando a contrapelo hacia la cabeza. Esto mantendrá su pelo saneado y brillante. Al acabar pasad el cepillo también a favor de pelo. Durante las épocas de muda debéis cepillarlo con mayor frecuencia.

LIMPIEZA DE OIDOS
Como mínimo una vez al mes. Necesitais unas gasas y cualquier limpiador auricular del mercado (Epi-otic, specicare, otoclean....). Se hecha un chorro en el interior del conducto auditivo, se masajea la oreja por fuera y luego pasad la gasa enrollada en el dedo por el interior de la oreja para ir sacando la suciedad hacia fuera.

LIMPIEZA DE PLIEGUES
Cada criador tiene su producto preferido. Nuestra recomendación:
1. - LIMPIAR: Usad toallitas de bebes con lanolina y aloe vera, arrastrando la suciedad hacia fuera. Si están muy sucios enjabonad con Betadine jabonoso o jabón con clorhexidina y a continuación pasad agua limpia y una gasa para secar.

2. - PROTEGER: A continuación pasad arrastrando otra gasa por el pliegue previamente impregnada de clorhexidina en gel (Ej.: Eq-mina) o vaselina.
Si huele mal es que hay infección y entonces es mejor visitar al veterinario.
En pliegue del rabo no os olvidéis de sacar todo el pelo muerto tirando de él con los dedos.

CUIDADO DE LOS OJOS
Deberéis retirar las legañas y restos de secreciones oculares del borde del parpado. Para ello necesitáis una botella de suero fisiológico, gasas y una jeringuilla. Todo se compra en la farmacia. Con ayuda de la jeringuilla sacad 5 ml. De suero del frasco y podéis utilizarlo tanto directamente dentro del ojo como empapando una gasa doblada para arrastrar la suciedad del contorno del ojo. Funciona!

Consejos higiénicos. Bulldogs - Centre Veterinari de Cornellà

HIGIENE DENTAL
Lo ideal es cepillar los dientes cuanto más a menudo mejor. Mínimo una vez por semana. Podéis utilizar un cepillo blando pequeño (de niños) o una gasa enrollada en el dedo. Al principio pasadlo suavemente por dientes y encías, unos segundos y solo empapado en agua del grifo. Cuando se haya acostumbrado añadir una gota de cualquier elixir para enjuague bucal del supermercado y durante mas segundos.
Atención a esos pelos que se les clavan en las encías superiores, junto a los incisivos, sacadlos con pinzas si queréis prevenir las periodontopatias.
Si veis zonas marrones en los dientes o mal aliento eso suele corresponder a sarro y/o infección por lo que os recomendamos visitar al veterinario.

Consejos higiénicos. Bulldogs - Centre Veterinari de Cornellà

BAÑOS
Si lo cepillamos a menudo no es necesario bañarlo con demasiada frecuencia. No lo bañéis más de cada 3 o 4 semanas. Podéis bañarlo en la bañera de casa o si no hace frió en la terraza o patio. Si recurrís a un profesional de la PELUQUERIA CANINA tendréis más comodidad y un secado rápido con secadores profesionales (menos tendencia a resfriarse). Utilizad un champú para pieles sensibles y perros de pelo corto. Haced dos enjabonadas dejando actuar el champú si este fuera de tratamiento durante 5 minutos. Secar bien con toallas y no dejar que coja frió. Si queréis proteger las orejas de que entre agua introducirles unas bolas de algodón. Acordaros de enjabonar a conciencia los pliegues del rabo y zona genital, pues ellos no llegan allí a lamerse.

CORTE DE UÑAS
Es mejor que se desgasten de forma natural haciendo ejercicio sobre tierra (no hierba o asfalto). Podéis cortarlas sin dificultad en caso necesario con la ayuda de un corta uñas de perro de calidad (se compra en tiendas de animales). Recortad la uña poco a poco para evitar el sangrado, pues a menos que ésta sea transparente no veréis los vasos sanguíneos.

NARIZ
Habitualmente se les reseca mucho pues llegan con dificultad con la lengua. Para prevenir el resecamiento excesivo de las grietas y su consecuente infección utilizad cremas suavizantes corporales de humanos o vaselina de la farmacia.
Consejos higiénicos. Bulldogs - Centre Veterinari de Cornellà

NUTRICION

CACHORROS: Deben mamar de la madre hasta el mes y medio de edad. De todas formas a las 4 semanas comenzaremos ya a proporcionarles papilla de destete (Starter) mezclada con leche maternizada. Entre el mes y medio y los 2 meses comenzaremos a proporcionarles pienso de cachorro para raza grande 3 o 4 veces al día (serán grandes en peso aunque no en altura). Entre los 5 y 6 meses de edad les cambiaremos a solo 2 tomas de alimento al día. Dejan de crecer en altura sobre los 10 – 12 meses de edad pero continúan desarrollándose hasta los 18 - 24 meses. No deis calcio extra sin consultar con el veterinario.

ADULTOS: Les daremos una pequeña cantidad de su ración diaria por la mañana y el resto de la ración por la noche, después del paseo para prevenir la torsión de estómago. Atención al sobrepeso (grasa en axilas y pecho). Adaptad la cantidad de comida a la energía que gaste vuestro Bull. Algunos “huesos” de piel de vacuno o de goma les ayudarán a entretener el hambre mientras cuidan sus dientes.

SENIORS: Por encima de los 8 años su metabolismo cambia enormemente, sus órganos no funcionan como antes y tampoco gastan tantas calorías al pasear.... Adaptad su nutrición a un pienso senior.


VACUNAS

El plan vacunal se establece siempre en la primera visita al veterinario. Depende de la edad del animal, de su estado sanitario y de las enfermedades más habituales en la zona.

En general se empieza con vacunas de parvovirus y/o moquillo a las 6 semanas de edad, se vacuna a los dos meses con polivalente y se revacuna a los tres meses también con polivalente. En cachorros recomendamos también incluir en su pauta vacunal la prevención contra el coronavirus (diarreas víricas) y Bordetella bronquiseptica (resfriados con abundante secreción nasal).

Para hembras gestantes no hay que olvidar la vacuna contra el Herpesvirus (causante de abortos e infertilidad)


EL BULLDOG VIEJO

Llega un momento en la vida de todo Bulldog en que comienza a no ser el mismo de siempre, su metabolismo cambia y su ritmo de vida también. Llega una etapa diferente en la que va ha estar aun mas atento a todo lo que pasa en casa, desde su sitio de observación al pie del sofá.

A partir de los 7-8 años podemos considerar a nuestro bulldog como senior. Adaptaremos el ejercicio (moderado pero diario) y la alimentación (pienso comercial para perros senior) a su edad. Los condroprotectores pueden evitar o retrasar la aparición de trastornos articulares. Evitaremos el sobrepeso dándole menos calorías si fuera necesario, pues ya no las va a “quemar” corriendo como antes. También observaremos, quizá, que no oye como antes y que tampoco su olfato es el de siempre.
Algunos órganos internos pueden también funcionar menos, como el tiroides, glándulas adrenales y páncreas. Si le cuesta aguantarse el pipi, deberemos sacarlo un poco mas a menudo a la calle.

En definitiva es una etapa en la que tendréis que estar más atentos a su salud. La esperanza de vida para un Bulldog inglés no es muy alta, es raro encontrar ejemplares de más de 10-12 años.


EL BOTIQUIN DEL BULLDOG

Lista de lo más imprescindible en el botiquín de vuestro bulldog:

- Termómetro digital sumergible
- Tubo de vaselina
- Limpiador auricular: EPI-OTIC®, OTO-CLEAN® o CANAURAL®
- Desinfectante para pliegues: BETADINE®, TOPIONIC®, EQ-MINA®
- Toallitas humedecidas con lanolina, tipo bebe.
- Compresas de gasa, venda de gasa, algodón
- Un frasco de 500 ml. de suero fisiológico y jeringuillas
- Pomada cutánea tipo POSITON o PANOLOG
- Si se marea en los viajes: PRIMPERAN® y BIODRAMINA®