Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de sus mayores características es su gran afectividad y dependencia del grupo del que forma parte (la familia). Suele ser cariñoso incluso con extraños.

Muy útil para la convivencia con humanos en un piso pues es tranquilo y poco ladrador. Si tenéis hijos, o pensáis tenerlos, el Bulldog es la niñera ideal pues, por su origen en la lucha contra toros, soporta muy bien el dolor físico. Soportará sin inmutarse que le tiren de las orejas o se le suban encima, más bien lo interpretará como un juego.

Para el adiestramiento no es la raza ideal, y no por falta de inteligencia, si no por tozudez. De todas formas con paciencia conseguiréis que obedezca vuestras instrucciones.

Si veis que tiene tendencia a ser pendenciero con otros perros, ya desde pequeño, reñirlo con energía para darle a entender que ese comportamiento no os gusta y modificareis su conducta sin duda.

Por su constitución física no es un gran atleta, deberá hacer ejercicio moderado (nunca intenso ni sostenido). En los meses de verano tened mucha precaución con el exceso de calor, pues por su particular traquea, laringe y orificios nasales tiene más riesgo de sufrir “golpe de calor” que otras razas.