Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Los síntomas en el bulldog son episodios de alopecia que empiezan clásicamente en los flancos del bulldog, sin causa aparente, y en los que posteriormente vuelve a aparecer el pelo. En muchos casos esto sucede de forma cíclica, de ahí el nombre. En algún caso el pelo no vuelve a salir.

La causa se podría relacionar con las hormonas que son afectadas por el foto-periodo (melatonina y prolactina hipofisaria), pues esta enfermedad parece más frecuente a partir del paralelo 45 º del hemisferio norte. De todas formas no se ha podido demostrar esta hipótesis.

Normalmente en el bulldog cursa con una alopecia no pruriginosa, sin inflamación y con frecuencia la piel de los costados cambia de color a más oscuro (hiperpigmentación).

Hay que descartar otras enfermedades del bulldog que darían cuadros cutáneos similares: hipotiroidismo, hiperadrenocorticismo, alopecia X, otros tipos de displasias foliculares y la dermatitis por calor radiante.