Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

En algunas ocasiones visitamos bulldogs en los que se aprecia un gran crecimiento del tejido de las almohadillas plantares. Se trata de una anomalía de la queratinización, en ocasiones con base genética. También suele ir asociado a lo que se llaman “cuernos cutáneos”, que son también crecimiento excesivo de tejido con queratina, pero unida entre sí, aparentando ser un cuerno. También en humanos se da esta patología.

El tratamiento en el bulldog en la mayoría de los casos es simple : recortar el tejido sobrante, pero es mejor que lo haga un veterinario!