Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Muchos bulldogs presentan la mandíbula inferior mucho más desarrollada que la superior, por lo que los dientes no encajan bien. También presentan con frecuencia incisivos en doble fila y desordenados. Esto hace que la lengua en muchos casos no quede retenida por la dentadura dentro de la boca y salga hacia afuera, incluso cuando el bulldog no jadea. En otras ocasiones la lengua sale hacia fuera si son de morro bastante chato y la lengua en proporción es grande, ¡no cabe dentro!