Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Los nódulos entre los dedos de los bulldogs son muy frecuentes. Hay muchas y variadas causas y cada una tiene su distinto tratamiento. En este caso os mostramos los efectos de clavarse una espiga en el espacio interdigital.

Al inicio del proceso solo se aprecia un nódulo, luego éste suele abrirse y así se forma una fístula por la que sale un exudado sanguinolento. En otras ocasiones la espiga sigue su camino pata hacia arriba, dando cojera, dolor, inflamación y no provocando ninguna fístula. En ocasiones es difícil estar seguro de si hay o no una espiga. No se ve en una radiografía.

Sí suele recogerse normalmente en la anamnesis la circunstancia de que vuestro bulldog ha estado paseando días atrás por un campo o camino con espigas.