Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

El soplo en el bulldog es un ruido anómalo que hace el corazón al latir, suele indicar problema cardíaco, aunque a veces se puede dar con otros trastornos, como hipertensión, anemia, parásitos en sangre, ….

En cuanto diagnosticamos un soplo es muy importante saber su origen, de cara a mantener un control precoz de la enfermedad.

Es muy habitual que en las fases iniciales, nuestro bulldog no tenga ningún síntoma. Eso es debido a que el corazón, aún teniendo un problema, es capaz de latir más rápido para enviar la sangre al cuerpo, pero al hacer esto durante mucho tiempo, se va alterando y es cuando se precipitan los síntomas.

Hemos de pensar que una vez el corazón está “agotado”, ya no hay vuelta atrás.

En cambio, si se diagnostica de manera precoz y se hacen los controles adecuados, tenemos medios para retrasar la aparición de síntomas y AUMENTAR LA CALIDAD Y ESPERANZA DE VIDA DE NUESTRO BULLDOG.

Los síntomas pueden variar en función del problema que afecte al corazón, pero los más típicos son:

• Cansancio, menor tolerancia al ejercicio
• Tos
• Respiración forzada, ahogos
• Desmayos
• Barriga hinchada

Ante la aparición de estos síntomas en bulldog recomendamos atención veterinaria urgente.

La detección del soplo ya es el primer indicio de que algo no va bien.

Por ello lo conveniente es realizar un electrocardiograma, una analítica básica y determinar la presión arterial con el fin de saber cuál es el motivo de dicho soplo.