Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Algunas bulldogs no son capaces de tener un parto natural por si mismas. Diversas trastornos hormonales o patologías como la atonía uterina (el útero no se contrae con la fuerza necesaria para expulsar los cachorros) pueden hacer que tenga que realizarse una cesárea. En estos casos una anestesia adaptada al bulldog es fundamental para salvar madre y cachorros. Se trata de um momento crítico y deben estar en buenas manos.

Os mostramos aquí una secuencia clásica de cesárea en bulldog inglés.