Facebooktwittergoogle_pluspinterestmailFacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Se trata de un virus respiratorio canino que suele encontrarse asociado a Bordetella bronchiseptica siendo los principales responsables de la llamada TOS DE LAS PERRERAS (traqueo-bronquitis infecciosa canina).

Afecta especialmente a animales jóvenes (6 semanas a 8 meses) y, aunque suele ser autolimitante, cuando se asocia a Bordetella produce un cuadro más severo de tos y exudad nasal que dificulta la respiración.

En las razas braquiocefálicas (bulldog), este problema respiratorio se acusa. Siempre va incluido en las vacunas polivalentes de cachorros y adultos. Es altamente contagioso (cada vez que el perro tose o estornuda salen despedidas partículas víricas a varios metros de distancia), por lo que recomendamos desde aquí revacunar también antes de acudir a concentraciones caninas (concursos, residencias…).